Lo único que vence al mal y puede arrancarlo de raíz es el amor

Powered by WordPress.com.

Up ↑