Novena a Santa Isabel de la Trinidad — Día 8

Y vos, oh Padre, inclinaos hacia vuestra pobre pequeña criatura

San Pablo nos habla

Rogamos que ustedes sean fortalecidos con todo poder según la potencia de Su gloria, para obtener toda perseverancia y paciencia, con gozo dando gracias al Padre que nos ha capacitado para compartir la herencia de los santos en la Luz. Porque Él nos libró del dominio[m] de las tinieblas y nos trasladó al reino de Su Hijo amado, en quien tenemos redención: el perdón de los pecados. (Col 1,11-14)

La Elevación de Santa Isabel

“Y vos, oh Padre, inclinaos hacia vuestra pobre pequeña criatura, ‘cubridla con vuestra sombra’, no veáis en ella más que al ‘Amado en el que habéis puesto todas vuestras complacencias’.”

Oración Final

¡Oh! Santa Isabel,
en tu gran amor a Dios,
estabas siempre tan próxima
de las necesidades de tus amigos.
Ahora, ya que estás en el Cielo
delante de la faz del Señor,
intercede cerca de El
en favor de las intenciones que te recomendamos.

Formular aquí su deseo

Enséñanos, en la fe y en el amor,
a vivir con la Santísima Trinidad,
en lo más profundo de nuestro corazón.
Enséñanos, como tú,
a irradiar el amor de Dios a los hombres,
en nuestra vida de cada día,
para ser una alabanza de su Gloria.

Rezar lentamente: Padre Nuestro…

y tres veces Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

 

Pauv petite creature 21may18
David Bohnsack, mccj / Facebook (Used by permission)

 

Para conocer más sobre Santa Isabel de la Trinidad haga clic aquí

Novena a Santa Isabel de la Trinidad — Día 7

Oh, Fuego consumidor, Espíritu de amor, ‘venid sobre mí’

San Pablo nos habla

Según la gracia que Dios me ha dado, yo, como maestro constructor, eché los cimientos, y otro construye sobre ellos. Pero cada uno tenga cuidado de cómo construye, porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo. Si alguien construye sobre este fundamento, ya sea con oro, plata y piedras preciosas, o con madera, heno y paja, su obra se mostrará tal cual es, pues el día del juicio la dejará al descubierto. El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno. Si lo que alguien ha construido permanece, recibirá su recompensa, pero, si su obra es consumida por las llamas, él sufrirá pérdida. Será salvo, pero como quien pasa por el fuego. (1 Cor 3,10-15)

La Elevación de Santa Isabel

“Oh, Fuego consumidor, Espíritu de amor, ‘venid sobre mí’ para que se haga en mi alma como una encarnación del Verbo: que yo sea para Él una humanidad complementaria en la que renueve todo su Misterio. ”

Oración Final

¡Oh! Santa Isabel,
en tu gran amor a Dios,
estabas siempre tan próxima
de las necesidades de tus amigos.
Ahora, ya que estás en el Cielo
delante de la faz del Señor,
intercede cerca de El
en favor de las intenciones que te recomendamos.

Formular aquí su deseo

Enséñanos, en la fe y en el amor,
a vivir con la Santísima Trinidad,
en lo más profundo de nuestro corazón.
Enséñanos, como tú,
a irradiar el amor de Dios a los hombres,
en nuestra vida de cada día,
para ser una alabanza de su Gloria.

Rezar lentamente: Padre Nuestro…

y tres veces Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

 

turning to ash LawrenceOP Flickr 33421533508_1828f78f09_o
Fr. Lawrence Lew, OP / Flickr

 

Para conocer más sobre Santa Isabel de la Trinidad haga clic aquí

Powered by WordPress.com.

Up ↑