Tu corazón está hecho para amar a Jesús — La Santí­sima Virgen es la Reina del cielo y de la tierra pero es más madre que reina (Santa Teresa de Lisieux)

«Tu corazón está hecho para amar a Jesús, para amarlo apasionadamente. Pídele que los años más hermosos de tu vida no transcurran entre miedos quiméricos. No tenemos más que los breves instantes de nuestra vida para amar a Jesús. El diablo lo sabe muy bien, y por eso procura consumirla en trabajos inútiles…» Santa Teresa de […]

via Tu corazón está hecho para amar a Jesús — La Santí­sima Virgen es la Reina del cielo y de la tierra pero es más madre que reina (Santa Teresa de Lisieux)

BAEZ - A persons world is as big IGsize SPANISH
Roberto Clemente Walker (Carolina; 18 de agosto de 1934 – San Juan; 31 de diciembre de 1972) fue un beisbolista puertorriqueño de las Grandes Ligas de los Estados Unidos. Ganó dos Series Mundiales con el equipo para el que jugó su vida profesional: los Pittsburgh Pirates. Ha sido considerado uno de los mejores jardineros derechos de la historia, opinión que se consolida con los doce Guantes de Oro de los que se hizo acreedor en su carrera. También fue un notable bateador que obtuvo cuatro títulos individuales y que llegó además a la cifra de 3,000 hits. Clemente fue quizá el jugador más dominante de la década de los años 1960 en la gran carpa, a pesar de ser elegido solamente una vez como Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el año de 1966. Aparte de su labor en el campo de juego, este pelotero tuvo una meritoria labor en la defensa de la imagen de los jugadores latinoamericanos y la educación deportiva de la juventud de su país. Y fue, debido a este interés en el prójimo, lo que provocó su muerte al llevar un cargamento de ayuda para las víctimas del Terremoto de Managua de 1972. [Fuente: Wikipedia] | ‘Roberto Clemente’ (2017) by Reynerio Tamayo | Ron Cogswell/Flickr
JUANdelaCRUZ - The soul lives where it loves SPANISH
Mas ¿cómo perseveras, ¡oh vida!,
no viviendo donde vives?
Para cuya inteligencia es de saber que el alma más vive donde ama que en el cuerpo donde anima, porque en el cuerpo ella no tiene su vida, antes ella la da al cuerpo, y ella vive por amor en lo que ama.
Cántico Espiritual (CB): Canción 8
JUAN dela CRUZ - For he truly loves you SPANISH IGsize
San Juan de la Cruz
Epistolario 15. – A la M. Leonor de san Gabriel, OCD, en Córdoba
De Segovia y julio 8 de 1589

 

Está claro que esta Navidad será muy triste para muchas familias en Nicaragua. Para los más de 600 presos políticos, para las madres que han perdido a sus hijos, para las familias que han sido divididas por el exilio o la cárcel o el asesinato, para los médicos, periodistas y maestros que han quedado sin trabajo por no pensar como el régimen, para los empresarios cuyas gasolineras han sido cerradas, y también para mí porque todos ellos son mi gente mis amigos y mi país. Hoy nos ha tocado vivir algo de lo que en muchas partes del mundo llevan años sufriendo. Déjame contarte algo.

Leer más…

 

La elevación de Sta. Isabel de la Trinidad

Oh, Dios mío, Trinidad a quien adoro, ayudadme a olvidarme enteramente para establecerme en Vos, inmóvil y apacible, como si ya mi alma estuviera en la eternidad. Que nada pueda turbar mi paz, ni hacerme salir de Vos, oh mi Inmutable, sino que cada minuto me haga penetrar más en la profundidad de vuestro misterio. Pacificad mi alma, haced de ella vuestro cielo, vuestra morada amada y el lugar de vuestro reposo. Que no os deje allí jamás solo, sino que esté allí toda entera, toda despierta en mi fe, toda en adoración, toda entregada a vuestra acción creadora.

Oh Cristo mío amado, crucificado por amor, quisiera ser una esposa para vuestro Corazón, quisiera cubriros de gloria, quisiera amaros… hasta morir de amor. Pero siento mi impotencia y os pido que me “revistáis de Vos mismo”, que identifiquéis mi alma con todos los movimientos de vuestra alma, que me sumerjáis, que me invadáis, que me reemplacéis, para que mi vida no sea más que una irradiación de vuestra Vida. Venid a mí como Adorador, como Reparador y como Salvador.

Oh, Verbo eterno, Palabra de mi Dios, quiero pasar mi vida escuchándoos, quiero hacerme toda dócil a fin de aprenderlo todo de Vos. Luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas las impotencias, quiero fijaros siempre y permanecer bajo vuestra gran luz. Oh, mi Astro amado, fascinadme para que no pueda ya salir de vuestra irradiación.

Oh, Fuego consumidor, Espíritu de amor, “venid sobre mí ” para que se haga en mi alma como una encarnación del Verbo: que yo sea para Él una humanidad complementaria en la que renueve todo su Misterio. Y Vos, oh Padre, inclinaos hacia vuestra pobre pequeña criatura, “cubridla con vuestra sombra”, no veáis en ella más que al “Amado en el que habéis puesto todas vuestras complacencias”.

Oh, mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad donde me pierdo, me entrego a Vos como una presa. Encerraos en mí para que yo me encierre en Vos, en espera de ir a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas.

El 21 de noviembre de 1904

via elisabeth-dijon.org

8 de noviembre: Santa Isabel de la Trinidad

Oh, Dios mío, Trinidad a quien adoro, ayudadme a olvidarme enteramente para establecerme en Vos, inmóvil y apacible, como si ya mi alma estuviera en la eternidad 

Fiesta de la Santa Isabel de la Trinidad, Carmelita Descalza, nacida el 18 de julio de 1880 y muerta el 9 de noviembre de 1906. En el Carmelo de Dijón se propuso ser “Alabanza de gloria de la Sma. Trinidad” y crecer en la carrera del amor a “los Tres”.

Preciosas sus elevaciones, retiros, notas espirituales y cartas. Es citada su elevación a la Trinidad en el Catecismo de la Iglesia Católica. Murió con estas palabras: “Voy a la luz, al amor, a la vida”.

Fue beatificada por el papa San Juan Pablo II el 25 de noviembre de 1984, fiesta de Cristo Rey y fue canonizada por el Papa Francisco el domingo 16 de octubre de 2016 en Roma.

Más información aquí,  aquí, y  aquí

Los santos son hombres y mujeres que entran hasta el fondo del misterio de la oración. Hombres y mujeres que luchan con la oración, dejando al Espíritu Santo orar y luchar en ellos; luchan hasta el extremo, con todas sus fuerzas, y vencen, pero no solos: el Señor vence a través de ellos y con ellos.
 Papa Francisco 
Homilía, 16.X.2016

 

 

Oh, mis Tres, mi Todo, mi Bienaventuranza, Soledad infinita, Inmensidad donde me pierdo, me entrego a Vos como una presa. Encerraos en mí para que yo me encierre en Vos, en espera de ir a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas

 

Powered by WordPress.com.

Up ↑