Novena a Santa Isabel de la Trinidad — Día 8

Y vos, oh Padre, inclinaos hacia vuestra pobre pequeña criatura

San Pablo nos habla

Rogamos que ustedes sean fortalecidos con todo poder según la potencia de Su gloria, para obtener toda perseverancia y paciencia, con gozo dando gracias al Padre que nos ha capacitado para compartir la herencia de los santos en la Luz. Porque Él nos libró del dominio[m] de las tinieblas y nos trasladó al reino de Su Hijo amado, en quien tenemos redención: el perdón de los pecados. (Col 1,11-14)

La Elevación de Santa Isabel

“Y vos, oh Padre, inclinaos hacia vuestra pobre pequeña criatura, ‘cubridla con vuestra sombra’, no veáis en ella más que al ‘Amado en el que habéis puesto todas vuestras complacencias’.”

Oración Final

¡Oh! Santa Isabel,
en tu gran amor a Dios,
estabas siempre tan próxima
de las necesidades de tus amigos.
Ahora, ya que estás en el Cielo
delante de la faz del Señor,
intercede cerca de El
en favor de las intenciones que te recomendamos.

Formular aquí su deseo

Enséñanos, en la fe y en el amor,
a vivir con la Santísima Trinidad,
en lo más profundo de nuestro corazón.
Enséñanos, como tú,
a irradiar el amor de Dios a los hombres,
en nuestra vida de cada día,
para ser una alabanza de su Gloria.

Rezar lentamente: Padre Nuestro…

y tres veces Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

 

Pauv petite creature 21may18
David Bohnsack, mccj / Facebook (Used by permission)

 

Para conocer más sobre Santa Isabel de la Trinidad haga clic aquí

Novena a Santa Isabel de la Trinidad — Día 6

Oh, mi Astro amado, fascinadme

San Pablo nos habla

Vivan como hijos de luz (el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad) y comprueben lo que agrada al Señor. No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas, porque da vergüenza aun mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto. Pero todo lo que la luz pone al descubierto se hace visible, porque la luz es lo que hace que todo sea visible. Por eso se dice:

«Despiértate, tú que duermes,
levántate de entre los muertos,
y te alumbrará Cristo».
(Ef 5,8-14)

La Elevación de Santa Isabel

“Luego, a través de todas las noches, de todos los vacíos, de todas las impotencias, quiero fijaros siempre y permanecer bajo vuestra gran luz. Oh, mi Astro amado, fascinadme para que no pueda ya salir de vuestra irradiación.”

Oración Final

¡Oh! Santa Isabel,
en tu gran amor a Dios,
estabas siempre tan próxima
de las necesidades de tus amigos.
Ahora, ya que estás en el Cielo
delante de la faz del Señor,
intercede cerca de El
en favor de las intenciones que te recomendamos.

Formular aquí su deseo

Enséñanos, en la fe y en el amor,
a vivir con la Santísima Trinidad,
en lo más profundo de nuestro corazón.
Enséñanos, como tú,
a irradiar el amor de Dios a los hombres,
en nuestra vida de cada día,
para ser una alabanza de su Gloria.

Rezar lentamente: Padre Nuestro…

y tres veces Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

 

A Beautiful Whorl
NASA Goddard Space Flight Center / Flickr

 

Para conocer más sobre Santa Isabel de la Trinidad haga clic aquí

Novena a Santa Isabel de la Trinidad — Día 3

Oh Cristo mío amado, crucificado por amor, quisiera ser una esposa para vuestro Corazón

San Pablo nos habla

En esto me regocijo, sí, y me regocijaré. Porque sé que esto resultará en mi liberación mediante vuestras oraciones y la suministración del Espíritu de Jesucristo, conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado, sino que con toda confianza, aun ahora, como siempre, Cristo será exaltado en mi cuerpo, ya sea por vida o por muerte. Pues para mí, el vivir es Cristo y el morir es ganancia. Pero si el vivir en la carne, esto significa para mí una labor fructífera, entonces, no sé cuál escoger, pues de ambos lados me siento apremiado, teniendo el deseo de partir y estar con Cristo, pues eso es mucho mejor. (Fil 1,18-23)

La Elevación de Santa Isabel

“Oh Cristo mío amado, crucificado por amor, quisiera ser una esposa para vuestro Corazón, quisiera cubriros de gloria, quisiera amaros… hasta morir de amor. Pero siento mi impotencia…”

Oración Final

¡Oh! Santa Isabel,
en tu gran amor a Dios,
estabas siempre tan próxima
de las necesidades de tus amigos.
Ahora, ya que estás en el Cielo
delante de la faz del Señor,
intercede cerca de El
en favor de las intenciones que te recomendamos.

Formular aquí su deseo

Enséñanos, en la fe y en el amor,
a vivir con la Santísima Trinidad,
en lo más profundo de nuestro corazón.
Enséñanos, como tú,
a irradiar el amor de Dios a los hombres,
en nuestra vida de cada día,
para ser una alabanza de su Gloria.

Rezar lentamente: Padre Nuestro…

y tres veces Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

 

Mourir D'Amour
Morir de Amor | davdenic / Flickr

 

Para conocer más sobre Santa Isabel de la Trinidad haga clic aquí

Powered by WordPress.com.

Up ↑