Por tierras de Alba — Teresa, de la rueca a la pluma

Después de Ávila, pocos lugares pueden alardear de haber poseído una relación especial con santa Teresa de Jesús como Alba de Tormes, la villa que en el siglo XVI, por residir en ella los duques de tal nombre, pasó a ser la segunda Corte Española. En esa época era la populosa localidad plasmada en 1570 por Anton van den Wyngaerde, dibujante paisajista flamenco que reflejó la más antigua panorámica de aquella población: el río Tormes en primer plano –barrera natural que la defiende, abraza y fecunda–, el emblemático puente que vadea sus aguas de una a otra orilla, el majestuoso castillo-palacio de los duques de Alba, el caserío que a sus pies se extiende y la “vega grande y espaciosa, / verde en el medio del invierno frío, / en el otoño verde y primavera, / verde en la fuerza del ardiente estío”, cantada por Garcilaso, el poeta y militar español del  […]

Por tierras de Alba — Teresa, de la rueca a la pluma

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: