Triduo Teresiano: Oremos juntos por Mons. Báez — Día 2

PRIMERA LECTURA

Lectura del primer libro de Samuel 15,22
Desobediencia de Saúl

¿Se complace el Señor tanto
en holocaustos y sacrificios
como en la obediencia a la voz del Señor?
He aquí, el obedecer es mejor que un sacrificio,
y el prestar atención, que la grosura de los carneros.

 

SEGUNDA LECTURA

De Las Fundaciones de santa Teresa de Jesús, virgen y doctora de la Iglesia
(Capítulo 5)
Entre los pucheros anda el Señor

Así lo estaba una persona que ha pocos días que hablé, que la obediencia le había traído cerca de quince años tan trabajado en oficios y gobiernos, que en todos éstos no se acordaba de haber tenido un día para sí, aunque él procuraba lo mejor que podía algunos ratos al día de oración y de traer limpia conciencia. Es un alma de las más inclinadas a obediencia que yo he visto, y así la pega a cuantas trata. Hale pagado bien el Señor, que, sin saber cómo, se halló con aquella libertad de espíritu tan preciada y deseada que tienen los perfectos, adonde se halla toda la felicidad que en esta vida se puede desear; porque, no queriendo nada, lo poseen todo. Ninguna cosa temen ni desean de la tierra, ni los trabajos las turban, ni los contentos las hacen movimiento. En fin, nadie la puede quitar la paz, porque ésta de sólo Dios depende. Y como a El nadie le puede quitar, sólo temor de perderle puede dar pena, que todo lo demás de este mundo es, en su opinión, como si no fuese, porque ni le hace ni le deshace para su contento. ¡Oh dichosa obediencia y distracción por ella, que tanto pudo alcanzar!

No es sola esta persona, que otras he conocido de la misma suerte, que no las había visto algunos años había y hartos; y preguntándoles en qué se habían pasado, era todo en ocupaciones de obediencia y caridad. Por otra parte, veíalos tan medrados en cosas espirituales, que me espantaban. Pues ¡ea, hijas mías!, no haya desconsuelo cuando la obediencia os trajere empleadas en cosas exteriores; entended que si es en la cocina, entre los pucheros anda el Señor ayudándoos en lo interior y exterior.

 

ORACIÓN

Señor Dios nuestro,
que por tu Espíritu has suscitado a santa Teresa de Jesús,
para mostrar a tu Iglesia el camino de la perfección,
concédenos vivir de su doctrina y enciende en nosotros
el deseo de la verdadera santidad.
Por nuestro Señor Jesucristo.

 

Les invitamos a dejar un comentario y a ofrecer su promesa de rezar el rosario, de ayunar o de hacer una obra de misericordia por las intenciones de Monseñor Silvio José Báez.

 

MEDITACIÓN

Homilía del Segundo Domingo de Cuaresma—Parroquia Nuestra Señora de La Asuncion de Managua
17 de marzo de 2019

Lecturas:
Gen 15, 5-12. 17-18; Salmo 26, 1. 7-8a. 8b-9abc. 13-14; Fil 3, 17–4, 1; Lc 9, 28b-36

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: