El jardín cultivado — Teresa, de la rueca a la pluma

Ya en el Antiguo Testamento se menciona la existencia, en Palestina, de una cadena montañosa que recorre la región de Samaria hasta abocar en el mar Mediterráneo, cerca del puerto de Haifa. Allí, rodeado de abundante y variadísima vegetación, se alza el Monte Carmelo, un escarpado promontorio en forma de acantilado, donde […]

via El jardín cultivado — Teresa, de la rueca a la pluma

One thought on “El jardín cultivado — Teresa, de la rueca a la pluma

Add yours

  1. El jardín es una metáfora espiritual del alma desde su primer momento de existencia. Santa Teresa lo llama un nuevo jardín, ya que solo es apropiado después de ingresar a la Orden del Monte Carmelo diciendo esto como una hermana carmelita. La novedad son las gracias especiales que uno recibe al entrar en la Orden sagrada y el don de una mayor atención a la perfección y el cuidado de la vida espiritual metafóricamente como un jardinero que la riega y cultiva. Los objetivos principales de los carmelitas es la perfección en el amor que adora a Dios en su presencia sin cesar. Los contemplativos a lo largo del tiempo con grandes gracias pueden perfeccionar el desapego, la confianza perfecta, el abandono perfecto y la adoración perfecta de la santísima Voluntad de Dios.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: