La Biblia en carne propia

Here’s a reblog from the Spanish Discalced Carmelite blog, “Teresa, de la Rueca a la Pluma”… “Since childhood, Saint Teresa of Avila possessed ingrained reading qualities. Her avarice for books was fueled by the family atmosphere of her childhood….”

Teresa, de la rueca a la pluma

Pedro Paricio Aucejo  

Desde pequeña, santa Teresa de Jesús poseyó arraigadas cualidades lectoras. Su avidez por los libros fue propiciada por el ambiente familiar de su infancia. En el hogar paterno, la futura Doctora de la Iglesia leyó libros de caballerías, pero también vidas de santos, con las que inició una larga trayectoria de habituación a los temas religiosos. Esta tendencia fue incrementada por la influencia de las monjas agustinas del prestigioso monasterio abulense de Nuestra Señora de la Gracia, con las que vivió casi año y medio como alumna interna. Ya de joven, la lectura espiritual fue uno de sus auxilios habituales, figurando entre sus escritos preferidos los de san Jerónimo, Francisco de Osuna, san Agustín, Bernardino de Laredo, Kempis…

Además de los asuntos bíblicos contenidos en este bagaje literario, la carmelita castellana acrecentó su saber sobre esta temática gracias a la atenta escucha de la predicación…

View original post 660 more words

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: