Doña Luisa de la Cerda, «mi señora y amiga» (I)

“Yo llegué aquí buena la víspera de nuestra Señora. Hase holgado en extremo la señora doña Luisa.” (Santa Teresa, Carta 19)

Teresa, de la rueca a la pluma

Luisa de la Cerda-cuadro Doña Luisa de la Cerda

Siete son las cartas de Teresa dirigidas a doña Luisa de la Cerda que se conservan. Pero, además, estamos ante una mujer mencionada por la santa en numerosas ocasiones a lo largo de su obra. En efecto, se produjo entre ambas una relación de amistad desde el primer encuentro, propiciado por el provincial de los carmelitas, Ángel de Salazar, a comienzos de 1562. Teresa, obedeciendo el mandato de su superior, pasó casi siete meses (de enero a julio) en el palacio de la dama en Toledo.

Historia familiar de doña Luisa

Doña Luisa, tras enviudar, había caído en un estado de tristeza y melancolía que le hizo solicitar la presencia de la ya popular Teresa de Ahumada, monja de la Encarnación de Ávila.

View original post 1,088 more words

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: