Jeremías 26,3

Jeremiah 26_3
No sé cómo dice vuestra reverencia que el padre fray Nicolao la ha revuelto conmigo, porque no tiene otro defensor mayor en la tierra. Decíame él la verdad para que, como entendía el daño de esa casa, no estuviese engañada. ¡Oh, mi hija, qué poco va en disculparse tanto para lo que a mí me toca!; porque verdaderamente le digo que no se me da más que hagan caso de mí, que no, cuando entendiese aciertan a hacer lo que están obligadas.
Sta. Teresa de Jesús, Carta 319. A la M. María de San José, Sevilla (finales de diciembre 1579)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Website Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: